Derecho del trabajo

Despidos especiales – Trabajadora grávida

Imagen relacionada

DESPIDO TRABAJADORA GRÁVIDA

Las trabajadoras gozan de estabilidad en su trabajo durante los nueve meses de embarazo y durante un período razonable después de haber nacido su hijo.

Si la trabajadora grávida es despedida luego de su retorno o durante el embarazo, el empleador deberá abonar el equivalente a seis meses de sueldo más la indemnización legal que corresponda.

Para que haya lugar a esta indemnización especial, la jurisprudencia ha entendido que el patrón debe estar en conocimiento del estado de embarazo de la trabajadora, por eso es conveniente que una vez que conozca el embarazo, lo comunique a la empresa. Es recomendable que se realice dicha notificación por medio fehaciente, por ejemplo telegrama colacionado. El patrón, a su vez, no podrá alegar desconocimiento cuando este embarazo ya sea inocultable.

La jurisprudencia mayoritaria ha entendido que el período de estabilidad se extiende por un plazo de ciento ochenta días a partir del reintegro real y efectivo al trabajo (aplicación analógica de artículo 69 de ley 16.074).