Reducción de descanso intermedio a una hora sin cumplir los requisitos

SENTENCIA 221/2013 del 17/07/2013 del TAT de 1er. Turno

La parte actora demandó la condena por horas extra con dos fundamentos: uno, el tiempo descansado de una hora que por no corresponder ni a jornada contínua ni discontínua debería haberse considerado un descanso pago. Otro, el tiempo trabajado más allá de las ocho horas diarias en tanto dijo haber realizado jornadas de 07.00 a 18.00 de lunes a sábados inclusive.

La demandada dijo que el actor tenía jornadas de 08.00 a 12.00 y de 14.00 a 18.00, en régimen de jornada discontínua.

La sentencia de primera instancia desestimó la pretensión.

Ahora bien.

En cuanto al primer fundamento le asiste razón en la medida que resultó acabadamente probado que el descanso intermedio era de una hora y no de dos horas y media , y , la demandada ni alegó ni probó haber satisfecho los requisitos reglamentarios correspondientes para la reducción del descanso de dos horas a una hora en cuyo caso efectivamente habría sido un descanso no pago. En efecto. Atento al giro principal de la empresa demandada cabe calificarla industria rigiendo entonces el régimen general de limitación del tiempo de trabajo en 8 horas por día y 48 semanales y siendo la jornada discontinua el descanso no pago debía ser de dos horas ( ley 5030 , decreto del 29.X.1957 ( art. 10) y decreto 55/2000 ( art. 2)

Atendiendo a ello, a la ausencia de convenio escrito de reducción del tiempo de descanso intermedio ( art. 2 dec. 55/2000) y a la prueba de autos en punto a que el trabajador ingresaba a las 07.00 y egresaba a las 18.00 descansando una hora, corresponde hacer lugar al agravio y condenar por las horas trabajadas en exceso según lo demandado. ( testigos Branca fjs. 192, Laforia fjs. 194 , Aboal fjs. 222, Moreira fjs. 225 y Castro fjs. 227)